domingo, 28 de abril de 2013

Sean Henry

En el post de hoy os quiero hablar del artista inglés Sean Henry. La primera vez que vi sus obras fue en una exposición en la catedral de Salisbury hace un par de años y desde entonces he tenido el placer de volver a encontrármelas en numerosas ocasiones.

Sean Henry (Woking, 1965). Fue el primer escultor en ganar el Villiers David Prize en el año 1998. Es conocido por sus famosas esculturas que varían de tamaño según las necesidades de su ubicación, por lo que podemos encontrarnos desde obras de pocos centrímetos a esculturas de más de diez metros.

Obra en la Catedral de Salisbury, 2011

 Sus esculturas para las que usa el barro y también el bronce, siempre son policromadas y en ellas representa a seres humanos. Vestidos con ropa actual, sus protagonistas son personajes anónimos, con los que el espectador se suele identificar, ya que parecen reales, nunca posan sino que se capta al personaje desprevenido. En numerosas ocasiones, muestra a sus personajes en un momento de descanso o incluso dormidos, lo que provoca que el receptor espíe al retratado en un momento íntimo, convirtiéndose así en un verdadero voyeur.

Folly (the other Self) 2011

En su instalación Folly (the other Self) el escultor va más allá y nos enseña el interior de una casa en la que no existen ventanas  ni paredes y en la que podemos observar a un hombre que duerme plácidamente en su cama, pero al que también se le representa en una esquina de su casa, mirando al horizonte. El artista muestra a ese hombre con 12 horas de diferencia, en  una de las esculturas el protagonista está dormido, ya que según el autor, representa a ese personaje a las 3.00 de la mañana, mientras que en la otra imagen aparece representado despierto puesto que se serían las 3.00 de la tarde. La persona es la misma, pero es su estado el que cambia. La instalación está pensada para que todo aquel que lo desee pueda entrar en ella y recorrerla, busca una interacción total entre obra y público. La realización de esta pieza le llevó cinco años al artista, ya que comenzó a trabajar en ella en el 2006 pero hasta el 2011 no la terminó.

La exposición del artista en la catedral de Salisbury, fue muy importante en la carrera de este autor, ya que sus obras se mostraron en el interior y exterior de este edificio gótico, acogiendo de esta forma un espacio religioso una exposición de arte contemporáneo. El resultado fue muy positivo, y la  muestra recibió más de 100.000 visitantes en cuatro meses.  Sus obras sorprendían al público, ya que en los lugares en los que se suelen ver obras religiosas, en este caso se podían ver esculturas que representaban a gente corriente, personajes actuales que desde sus peanas parecía que estaban pensando en sus propios problemas. No eran santos ni personajes vinculados con la religión sino hombres y mujeres del siglo XXI, con los que los espectadores empatizaban de inmediato.

Sean Henry expone sus trabajos en numerosas galerías internacionales, pero a su vez ha creado y crea numerosas obras para sitios específicos. Como ejemplos podemos hablar de Trajan's Shadow ubicada en una plaza londinense o Man Holding Jacket que se encuentra en un local privado en la zona de Bank (Londres).                                                                                                                                                                Man Holding Jacket, 2008

Para el artista la ubicación de sus obras es uno de los condicionantes más importantes a la hora de llevarlas a cabo, llegando a convertirse sus personajes, en verdaderos protagonistas del espacio que albergan.

    
 Trajan's Shadow, 2002, Berkeley Square, Londres    
                                                                              
Si queréis conocer más de la obra de este gran artista aquí os dejo su página web: http://www.seanhenry.com/

1 comentario:

  1. Anónimo29/4/13

    Gran post.
    Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar